lunes, 16 de marzo de 2015

Contouring

O cómo sacar partido a nuestras facciones
Se trata de remarcar nuestra estructura ósea, potenciando nuestras virtudes y disimulando nuestros defectos, a través de un juego de luces y sombras.
Nuestro mejor aliado? los tonos oscuros y el iluminador.
Los tonos oscuros se aplican perfilando el óvulo facial, el tabique nasal, la sien, y los pómulos. El iluminador se utiliza para rellenar pómulos, en la parte central del tabique nasal, la parte superior de los labios, la barbilla, la parte central de la frente...
Por supuesto lo más importante es difuminar bien todo el maquillaje, para que quede lo más natural posible.

Muchos consideran este maquillaje extremo tan efectivo como una operación quirúrgica, ya que permite reducir  o aumentar visualmente los rasgos, afinar la nariz, agrandar los ojos o reducir el tamaño de la barbilla.
No prometo nada, pero intentaré grabar un vídeo más adelante enseñándoos como poner en práctica la técnica de la mano de una profesional maquilladora!