lunes, 2 de febrero de 2015

Soylent

¿Os imagináis que un líquido amarillento fuera vuestro único sustento a lo largo del día? Para Rob Rhinehart es así desde hace más de un año. En su afán por ahorrar tiempo y dinero, este ingeniero de software decidió prescindir de todo alimento y para ello diseñó un batido, Soylent o como el mismo lo define "una alternativa a la comida tradicional". En términos más técnicos, Soylent es un compuesto nutritivo cuyo objetivo es el de sustituir todas nuestras necesidades alimenticias. El nombre, Soylent Green, es un guiño al título y argumento de una película norteamericana de corte futurista. 
Su creador asegura que dicha bebida contiene los treinta y cinco nutrientes necesarios para llevar una dieta saludable. Sin embargo su contenido en fibra o grasas dista mucho de acercarse a los niveles recomendados por los principales organismos de salud. 
En ese sentido el periodista de la revista Vice, Brian Merchant, que ha narrado en youtube su experiencia tras haberse alimentado únicamente a base de este batido durante un mes, asegura haber experimentado efectos tales como "la falta de vitaminas, la pérdida de peso, el desánimo, o movimientos intestinales difíciles de predecir"...

 Lógicamente la aparición de este sustitutivo ha causado un gran revuelo y le ha supuesto a su creador ingresos millonarios, de hecho la compañía recibe pedidos por valor de 10.000 euros al día. Cada paquete semanal cuesta 50 euros.
¿Pero qué ocurre con la comida real? Para Rhinehart esa comida que califica como  recreativa debe reservarse exclusivamente para encuentros sociales, en mi caso creo que pese a este descubrimiento seguiré masticando, saboreando y disfrutando cada alimento "tradicional" a diario.