miércoles, 5 de noviembre de 2014


Hay productos que nacen ligados a una estación, un mes o un periodo festivo. Marcas que asociamos a momentos de celebración, de felicidad, que se han vinculado de algún modo a nuestros recuerdos y cuya compra y degustación se convierte en un ritual. Por todo ello permanecen en nuestra vida con el paso de los años, no sólo porque nos convenzan sus cualidades, sino porque han logrado inmiscuirse en nuestras emociones, y ese es un lazo difícil de romper.
Es sencillo identificarlos, son aquellos que estamos deseando ver en los estantes de las grandes superficies, que nos hacen ansiar que el calendario avance y que provocan que nuestras pupilas se dilaten cuando al fin los vislumbramos. Os ha venido ya alguno a la mente? Unos cuantos verdad?

Pero estoy segura de que este ha sido uno de ellos. Que curioso que un bombón haya adquirido tal identidad, tal relevancia. Su diseño, su exclusividad, su sabor se cuelan cada navidad en nuestro hogar! Y no le abrimos la puerta a cualquiera!

Este año le haremos un hueco en nuestra mesa a una colección novedosa, ligada al arte, la sensibilidad y por supuesto al buen gusto del que hace gala la marca desde su creación hace 32 años, Ferrero Golden Gallery.

FERRERO ROCHER ha ideado un nuevo surtido de recetas exclusivas con sabores únicos e irresistibles, una galería de obras de arte que alcanzan la máxima expresión del sabor. Una colección que puede considerarse una obra de arte y que nace ligada a la pintura del Thyssen y la música de Bizet. Casi da pena comérselos... bueno, no!


Una paleta muy sabrosa:


FERRERO MANDERLY:
Crujiente almendra en el corazón de un cremoso relleno de avellana.

FERRERO TENDERLY WHITE:
Una crujiente avellana envuelta en delicado chocolate blanco.

FERRERO CAPPUCCINO:
El intenso aroma y la delicadeza del cappuccino en un corazón cremoso. Un secreto escondido dentro de una crujiente especialidad.

FERRERO ROCHER:
Una exquisita avellana entera bañada en una suave crema, envuelta en un delicioso chocolate con avellanas. Una receta irresistible e inimitable.

FERRERO TENDERLY NOUGAT:
Un cremoso relleno al turrón con unas sutiles notas cítricas se combina con la intensa fragancia de una avellana entera dentro de una capa de finísimo chocolate con leche.

FERRERO RONDNOIR:
Una armonía de sabores y texturas que culmina en un corazón con una perla crujiente de avellana bañada en delicado chocolate negro.