lunes, 17 de noviembre de 2014

Eran las 18:00...


Mi estación favorita es el verano. Podría enumerar infinitos motivos y razones, pero sin duda lo que más añoro de dicha estación es la luz. Echo de menos despertarme con los rayos del sol entrando por la ventana, o poder disfrutar hasta tarde de días soleados y luminosos.


En noviembre los días menguan y apenas podemos disfrutar de diez horas de luz. Cuando te descuidas son las 18h y empieza a invadirnos la oscuridad.

Estos cambios horarios nos afectan a todos, pero los percibimos especialmente aquellos que acostumbramos a sacar fotografías o a aparecer en ellas. La luz es el elemento más importante, excede los límites del pensamiento y la imaginación, y puede marcar la diferencia entre una buena y una mala fotografía.

 Chaleco: Suiteblanco/ Camisa: Mango / Botines: JustFab / Falda: H&M / Pendiente: Parfois / Bolso:El corte inglés

                                  Fotografía: Alex López