lunes, 10 de febrero de 2014

ANTEOJOS


Si llevas gafas habitualmente para ver, o las empleas como complemento cuando asoma el sol, últimamente muy poco, aquí van toda una serie de directrices que te ayudarán a averiguar cuales se adaptan mejor a tu fisionomía y te harán verte más favorecida. 
Las gafas de pasta atraen más la atención resaltan más nuestras características faciales, frente a las lentes sin monturas que resultan más discretas y pasan desapercibidas.
En cuanto al grosor de la montura, cuanto más gruesa sea esta más marcará nuestros rasgos faciales. Los colores fríos como los azules, tienden a suavizar nuestros rasgos y transmiten cierto distanciamiento, por el contrario los colores cálidos como el amarillo o rojo resaltan los rasgos y generan mayor empatía o cercanía. 

Si tu óvulo facial es redondo, las gafas con forma cuadrada compensarán dicha redondez, así como las que presenten formas geométricas marcadas y sean lateralmente ascendentes.
Si tu óvulo facial es alargado opta por lentes alargadas a lo ancho.
Las gafas elevadas en la zona lateral o temporal estilizan el óvalo y centran la atención en nuestro peinado.
Los modelos redondeados favorecen a todo tipo de rostros, salvo 
Los anteojos más allá de su utilidad se consideran un accesorio con implicaciones estilísticas o incluso de refuerzo a la comunicación no verbal.