jueves, 13 de junio de 2013

Dime que calzado llevas y te diré cómo eres?

El 90% de quién somos se ve reflejado en los zapatos que calzamos, nuestra personalidad, emociones, inclinaciones políticas y obviamente nuestro estrato social, eso es lo que revela un estudio realizado por la prestigiosa universidad estadounidense de Kansas. «La gente tiende a prestar atención a sus zapatos y a los del resto. Hay gran variedad de estilos, marcas y funciones. Debido a esta variedad, los zapatos contienen información de las diferencias individuales. ¿Realmente es así? Nosotros pensamos que sí»

El curioso estudio consistía en un experimento práctico en el que primero varios sujetos, 208, rellenaban unas fichas con datos sobre su personalidad y forma de ser, se les pidió que trataran de afinar la edad, el género, los ingresos anuales e incluso su ideología política,posteriormente se fotografiaban varios pares de zapatos que usaran esos individuos con más frecuencia.
Las fotos las observaban 63 universitarios sin saber a quién pertenecían. Como resultado, el porcentaje de acierto era tremendamente relevante.

Más allá de estos párrafos explicativos lo curioso es comprobar las correlaciones entre los distintos tipos de zapatos y determinados rasgos de nuestra personalidad, por ejemplo, según el estudio  quienes usan zapatos de bota alta tienden a ser menos amables, más antipáticos e inclinados a evadir relaciones íntimas. En cuanto al color, los zapatos más coloridos revelan serenidad. Por otra parte, las mujeres suelen llevar zapatos más incómodos, menuda novedad! para eso no era necesario un estudio. Las personas concienzudas y serias llevan zapatos que, sin ser nuevos, estan pulcramente limpios. Los zapatos más prácticos y funcionales pertenecían a usuarios simpáticos. Los individuos ansiosos, preocupados por la imagen que reflejan al exterior y por ser rechazados, prefieren modelos que parecen nuevos y bien cuidados. En cambio, a quienes tienen gran confianza en sí mismos no les preocupa la opinión que el resto puede tener sobre su apariencia y suelen llevar zapatos poco atractivos o estilosos. Las personas extrovertidas sienten que los diseños de color negro o neutro son aburridos y, por tanto, eligen tonos más llamativos como expresión de su personalidad. La estabilidad emocional, por su parte, se relaciona con una actitud calmada y no se asocia a calzado puntiagudo ni con tacón muy alto. Las personas de izquierdas utilizan zapatos menos costosos y menos arreglados, expone la investigación. La misma que asegura que son muy pocas las personas que escogen su calzado a propósito para dar una imagen contraria a su verdadera personalidad. Las personas amigables y generosas no llevarían zapatos que acaben en punta o que tengan el precio o la marca visible


De todas formas como suele ocurrir con este tipo de estudios científicos, los resultados suelen abrir un intenso debate en el campo correspondiente, en este caso varios expertos de la rama de la psicología ya consideran que el estudio tiene ciertas lagunas, por la escasa y sesgada muestra escogida, y la escasa profundidad del estudio, se requerirían más investigaciones para llegar a asociar ese complemento con los distintos perfiles psicológicos.
Está claro que el calzado puede reflejar una elección, una actitud, pero no sé si define tan tajantemente nuestra personalidad, o existen variables y condicionantes, como los económicos, climatológicos... etc  que también influyen al igual que lo hace nuestro carácter.







Apariencia y personalidad están intrínsecamente ligadas? Vosotr@s que opináis?