domingo, 16 de diciembre de 2012

Que no te cubran las espaldas!

¿Qué puede haber más sugerente que un escote? lo habitual es emplearlo para realzar el busto pero cada día es más frecuente sorprender con un escote novedoso y si cabe todavía más sensual, el que implica que desnudemos nuestra espalda. Además permite a quienes tienen un busto poco voluminoso atraer la atención hacia otro punto igualmente seductor.
Si nos remontamos al pasado la historia del escote resulta curiosa porque quien primero lució su pecho como arma de seducción fue el hombre, ya en el siglo XIV, momento en que ambos sexos comenzaron a rivalizar a la hora de emplear dicho corte que deja una parte de nuestro cuerpo al descubierto. Volviendo ya a una época más reciente, sin duda podemos concluir que los años 50 fueron años dorados, en los que las divas del cine le devolvieron al escote el sentido para el que fue creado.
Y hoy en día nos atrevemos no sólo a insinuar las redondeces de nuestro busto sino a seducir y tratar de captar todas las miradas con nuestra espalda, ya que sin duda un buen escote trasero puede ganarse todo el protagonismo de una velada. Cada vez es más frecuente que las celebrities se giren para darnos la espalda en los photocall. Y es que no es sólo una forma de enseñar carne de forma pícara sino que este escote dirige nuestra mirada hacia otro de los puntos conflictivos de nuestra anatomía, el trasero y además muestra la delicada curvatura de una parte de nuestro cuerpo poco expuesta y a menudo oculta. 
Si en estas fiestas queréis seducir, sorprender y no perder un ápice de elegancia no le deis la espalda a vuestra espalda, y animaros a llevar prendas que cedan todo el protagonismo a esa parte de vuestro cuerpo. Las siguientes que os muestro son de Zara, asos, Bershka, Stradivarius y Blanco en este orden!