miércoles, 17 de octubre de 2012

Renovar colores sin renovar vestuario


Ayer tirando de hemeroteca leí algo que me resultó extremadamente curioso y que quería compartir con todas vosotras. 
Un diseñador portugués llamado Fernando Brizio ha ideado unos originales vestidos que una misma puede personalizar de forma muy sencilla, cada vestido cuenta con unos pequeños bolsillo o compartimentos en los que se pueden meter marcadores de colores que tiñen los fragmentos de vestido. Además se trata de una pigmentación no permanente, que se puede eliminar con cada lavado, y así empezar de cero otra vez para poder customizar a nuestro gusto el vestido. EL proyecto salió a la luz hace ya más de cuatro años y parece que no ha despegado como se esperaba, pero lo cierto es que esta idea que tiene tan presentes los conceptos de reciclaje y reutilización, es extremadamente original e innovadora. Los diseños no son demasiado favorecedores pero desde luego fomentan la creatividad y dejan a nuestra imaginación el diseño de nuestra propia ropa. En mi opinión es una idea fantástica que no se ha desarrollado de la manera más adecuada, tienen mucho potencial  y quizás en un futuro cercano sea un auténtico exitazo si los vestidos resultan más ponibles y vistosos. De todas formas intuyo que el artista no pretendía vender dichos vestidos sino más bien llamar la atención y exponerlos al público.
¿Qué opináis?